Aguaducho

000 Acueducto Segovia

000 Acueducto Segovia

“Hace cuatro días he vuelto a ver el acueducto de Segovia, esa obra romanos que es una de las maravillas monumentales de España y uno de sus pocos monumentos de orden civil. Viéndolo se comprende el valor del dicho vulgar. “¡Esto es obra de romanos!”, y aquel apelativo que se le dio a Roma llamándola “pueblo rey”. Porque es obra de veras regia y verdaderamente popular. Ahora, lo que en ninguno de nuestros viajes a Segovia hemos averiguado es como le llama el pueblo. Que de seguro no acueducto. Porque acueducto es un vocablo erudito o culto, cuya forma vulgar es aguaducho. Pero aguaducho se le llama a una avenida de aguas, a una inundación, y también, sobre todo en el Mediodía, a un puesto de venta de agua.

Arpa de piedra le llamó Zahonero al colosal aguaducho de Segovia, aunque de seguro no canta el viento, por fuerte que sople, entre sus arcadas. En torno de ellas chirlean los vencejos, que ponen entre sus piedras sus nidos. Porque esas piedras amontonadas tácticamente sin argamasa alguna, achaflanadas por aguas y soles y vientos de siglos, conservan su individualidad cada una de ellas y son como otros tantos soldados de una legión en orden de batalla quieta. El aguaducho de Segovia tiene algo de un az (no de haz) romano armado de todas armas. Y para llevar agua al campamento o a la ciudad.

Hoy no lleva ya agua, lo han jubilado. Lo han jubilado de su función –¡lástima!– para mejor conservarlo como monumento. Pero es fácil que al no sentir sobre su espinazo el riego de las linfas de la sierra empiece a sentirse inválido y decaiga más deprisa. El agua, transportar la cual era su función, ha debido de preservarle de la ruina. Porque ¿qué es lo que ha abatido a tierra, lo que ha aterrado a tantos monumentos? ¿La barbarie de los hombres? Pero los bárbaros suelen ser conservadores. No son ellos los que destruyen lo pasado, sino los que tienen que levantar sobre su suelo el porvenir.”

 

(Miguel de Unamuno: “Por tierras de Portugal y de España”, 1911.

Be the first to comment on "Aguaducho"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*