Arte y realidad: de Platón a Picasso.

AndreaPicasso

 

AndreaPicasso

P. Picasso: Natuiraleza muerta con guitarra. 1924.

 

Platón fue el primero en introducir el concepto de mímesis, ya que para él las imágenes eran imitaciones de objetos reales, aunque sin desempeñar la misma función que sus originales.

Platón mismo consideraba la diferencia entre lo real y la imitación difícil de dilucidar, ya que toda imitación debe por fuerza diferir de su original en alguna cosa, ya que si fuese idéntica nos encontraríamos con un objeto igual al representado. Para Platón, todas las creaciones artísticas son “conjeturas” (εκασία, eikasía), ya que su carácter imitativo las aleja de la realidad de las formas, y les confiere incluso un sentido peyorativo, ya que son “apariencias engañosas”, pues que los artistas no representan las cosas como son, sino como parecen. Así, califica a los artistas de “pseudoartífices”, ya que su habilidad no es auténtica. 

De hecho, Platón objetó contra el cambio durante la revolución del arte griego entre los siglos VI y V a.C, defendiendo la idea de que lo que el artista puede igualar o imitar es sólo apariencia, engañando así a la mirada. Como se trata de imitadores, ese mundo de los sentidos nos aleja de la verdad.

 

Mucho tiempo después, el Cubismo, defendería la teoría de que la realidad que nos rodea no existe nada más que en nuestro pensamiento y es, por tanto, una realidad únicamente intelectual. Por lo tanto, este estilo supone la plasmación de la realidad mental o intelectual de las cosas, que por consiguiente no se representan como vemos que son, sino descompuesta en planos, como consecuencia de la visión desde múltiples puntos de vista y de la sucesión temporal que mueve constantemente esas figuras. Por todo esto, los cubistas en general despreciarán la pintura Impresionista y también la fauvista por su superficialidad al representar sólo lo que los ojos ven.

Uno de los artistas cubistas más conocidos y representativos sería Pablo Picasso. Picasso incidirá en esta idea de que lo verdaderamente real no es aquello que observamos mediante los ojos sino lo que nos muestra el pensamiento.  De este modo, aunque aparentemente el Cubismo carezca del grado mimético con la realidad que nosotros vemos, aporta un nuevo sentido respecto a lo que es verdaderamente lo real.

Be the first to comment on "Arte y realidad: de Platón a Picasso."

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*