Cerdá, un revolucionario dibuja la ciudad

eixample

eixample

A Ildefonso Cerdá (1815-1876) hay que situarlo entre los grandes revolucionarios de la historia, tanto por su visión totalizadora de las cuestiones y problemas relativos a la sociedad, como por las innovadoras propuestas aportadas para la solución de las mismas. Puede calificársele de auténtico hombre del Renacimiento por su polifacetismo. Fue ingeniero, urbanista, jurista, economista y político republicano influido por el socialismo utópico.

Su gran aportación tuvo lugar en el terreno del urbanismo, que plasmará, en la teoría, en su obra titulada “Teoría de la urbanización”, y en la práctica, en el proyecto de ensanche para la ciudad de Barcelona —el llamado “Plan Cerdá”—, que constituye uno de los más importantes hitos de la historia del urbanismo moderno, y cuyos conceptos básicos son la higiene y la movilidad. Su plan urbanístico —de carácter antiautoritario, antijerárquico, igualitario y racionalista— fue objeto de rechazo tanto por parte de los representantes municipales, como por los estamentos e instituciones burguesas. Igualmente lo fue por los arquitectos que no podían permitir que a un ingeniero se le concedieran responsabilidades urbanísticas.

Para conocer su obra os recomendamos la visita a la web del “Any Cerda” (2009), que conmemora el 150 aniversario del Plan Cerdá (1859) donde puede encontrarse muy abundante y excelente documentación (exposiciones, itinerarios urbanos, educación, publicaciones, archivo Cerdá, etc.) sobre este revolucionario del urbanismo moderno. Para acceder pinchar AQUÍ.

Además, una glosa breve de la obra de Cerdá y una crítica al urbanismo incontrolado del siglo XXI (Fernando de Terán) puede verse en un breve vídeo (RTVE) pinchando AQUÍ.

Be the first to comment on "Cerdá, un revolucionario dibuja la ciudad"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*