Codex Calixtinus: Puerta de Platerías

Plateras000

Plateras000

Continuamos hoy con nuestros extractos del Códex Calixtinus que comenzamos esta semana. En esta ocasión y para completar el comentario que ayer publicábamos en nuestra sección de Miradas CREHA, sobre la Puerta de Platerías, vamos a comprobar cuál es la descripción que sobre la misma puerta realiza Aymeric Picaud en el Libro V del Códex: Al respecto puede decirse que la descripción no es del todo exacta, lo cual es lógico porque como sabemos la Puerta de Platerías se vio alterada cuando se añadan piezas procedentes de las de la Portada Occidental (que probablemente nunca se llegó a realizar), así como de la de Azabachería (o Puerta Francesa), ya en el S. XVIII.

 

De la Puerta Meridional

En la puerta meridional de la basílica apostólica hay, como dijimos, dos entradas y cuatro hojas. En la entrada de la derecha, por la parte de fuera, en primer término sobre las puertas, está admirablemente esculpido el prendimiento del Señor. Allí por manos de los judíos el Señor es atado de las manos a la columna, allí es azotado con correas, allí está sentado en su silla Pilatos como juzgándole. Arriba en cambio en otra línea está esculpida santa María, madre del Señor, con su hijo en Belén, y los tres reyes que vienen a visitar al niño con su madre, ofreciéndole el triple regalo, y la estrella y el ángel que les advierte que no vuelvan junto a Herodes. En las jambas de esta misma entrada hay dos apóstoles a modo de guardianes de las puertas, uno a la derecha y otro a la izquierda. Igualmente en la otra entrada de la izquierda, en las jambas se entiende, hay otros dos apóstoles. Y en primer término de esta entrada sobre las puertas está esculpida la tentación del Señor.

Hay, pues, delante del Señor unos ángeles negros como monstruos colocándole sobre el pináculo del templo. Y unos le presentan piedras, instándole a que las convierta en pan, otros le muestran los reinos del mundo, fingiendo que se los darán si postrado los adora, lo que no quiera Dios. Mas otros ángeles blancos, es decir, buenos, están detrás de El y otros también arriba adorándole con incensarios. En el mismo pórtico hay cuatro leones, uno a la derecha en una entrada y otro en la otra. En la parte de arriba del pilar, entre las dos entradas, hay otros dos feroces leones, cada uno de los cuales apoya su grupa en la del otro. En el mismo pórtico hay once columnas, a saber, cinco a la derecha, en la entrada 25 de la derecha, y otras tantas a la izquierda, en la de la izquierda; la undécima en cambio está entre las dos entradas separando los ciborios. Y estas columnas de mármol unas, de piedra otras, están admirablemente esculpidas con imágenes, flores, hombres aves y animales. Estas columnas son de mármol blanco. Y no ha de relegarse al olvido que junto a la tentación del Señor está una mujer sosteniendo entre sus manos la cabeza putrefacta de su amante, cortada por su propio marido, quien la obliga dos veces por día a besarla. ¡Oh cuán grande y admirable castigo de la mujer adúltera para contado a todos!

En la parte superior, sobre las cuatro puertas, hacia el triforio de la iglesia, bellamente destaca una admirable composición de piedras de blanco mármol. Está, pues, allí el Señor de pie, san Pedro a su izquierda llevando sus llaves en las manos, y Santiago a la derecha entre dos cipreses, y San Juan, su hermano, junto a él; pero también a derecha e izquierda están los demás Apóstoles. Así, pues, el muro, por arriba y por abajo, tanto a la derecha como a la izquierda, está bellamente esculpido con flores, hombres, santos, bestias, aves, peces y con otras labores que no podemos describir. Y sobre los ciborios hay cuatro ángeles con sendas trompetas anunciando el día del juicio.

Be the first to comment on "Codex Calixtinus: Puerta de Platerías"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*