Dadá

Duchamp0

Duchamp0

El Dadaísmo surge después de la I Guerra Mundial como un movimiento de oposición a todo lo establecido, como si la secuela de la guerra hubiera destruido definitivamente los pilares de la civilización occidental y hubiera que empezar de cero. Se trata de una serie de artistas plásticos y literarios afectados por un profundo nihilismo que devendrá en un concepto de obra de arte basado en la provocación al espectador  y en la subversión de los valores plásticos tradicionales. Liderado por Tristan Tzara tendrá en Marcel Duchamp, Francis Picabia o Hans Arp a sus principales representantes dentro de las artes plásticas. De todos ellos será Marcel Duchamp, quien mayor repercusión tenga en la evolución de la Historia del arte, al reemplazar la obra en sí por una actitud determinada por parte del artista que provoque al espectador. Sus famosos ready-mades son por ello mismo objetos que sólo querían escandalizar a un espectador que no paraba de preguntarse lleno de confusión si aquello era arte y qué era el arte. Y resultó que aquellos objetos que no pretendía ser arte, hoy se muestran en los museos. Ya lo decía él mismo: “Les arrojé a la cabeza los botelleros y el urinario como una provocación y ahora resulta que admiran su belleza estética”

En realidad con Marcel Duchamp había nacido el Arte conceptual.

Como tantas vanguardias del S. XX, el Dadaísmo contó con un manifiesto, pero que en este caso es igual de trasgresor y contradictorio como el propio movimiento, que en definitiva es un paradigma del absurdo.

1.- Yo escribo un manifiesto y no quiero nada y, sin embargo, digo algunas cosas y por principio estoy contra los manifiestos, como, por lo demás, también estoy contra los principios, decilitros para medir el valor moral de cada frase. Demasiado cómodo: la aproximación fue inventada por los impresionistas. Escribo este manifiesto para demostrar cómo se pueden llevar a cabo al mismo tiempo las acciones más contradictorias con un único y fresco aliento; estoy contra la acción y a favor de la contradicción continua, pero también estoy por la afirmación. No estoy ni por el pro ni por el contra y no quiero explicar a nadie por qué odio el sentido común.

2.-Toda forma de asociación susceptible de convertirse en negación de la familia es Dada; la protesta a puñetazos de todo ser entregado a una acción destructiva es Dada; el conocimiento de todos los medios hasta hoy rechazados por el pudor sexual, por el compromiso demasiado cómodo y por la cortesía es Dada; la abolición de la lógica, la danza de los impotentes de la creación es Dada; la abolición de toda jerarquía y de toda ecuación social de valores establecida entre los siervos que se hallan entre nosotros los siervos es Dada; todo objeto, todos los objetos, los sentimientos y las oscuridades, las apariciones y el choque preciso de las líneas paralelas son medios de lucha Dada; abolición de la memoria: Dada; abolición de la arqueología: Dadá; abolición de los profetas: Dada; abolición del futuro: Dada.

TRISTAN TZARA: Manifiesto dada de 1918.


Tampoco está claro de dónde surgió el nombre del movimiento, aunque Han Arp tenía su propia teoría y el  mismo Tristan Tzara, la suya:

“Declaro que Tristan Tzara encontró la palabra Dada el 8 de febrero de 1916 a las seis de la tarde. Yo estaba presente con mis doce hijos cuando Tzara pronunció por primera vez esta palabra, que despertó en todos nosotros un entusiasmo legítimo. Ello ocurría en el Café Terasse de Zurich, mientras me llevaba un bollo a la fosa nasal izquierda…” (H. Arp).

“Por casualidad encontré la palabra Dadá en el diccionario Larousse” (T. Tzara).

Be the first to comment on "Dadá"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*