El arte por el arte

000 Baudelaire retrato

 000 Baudelaire retrato

L´art pour l´art fue un movimiento relacionado con el romanticismo. Nació en el período postrevolucionario del mundo burgués, junto con el realismo, que se proponía explorar y criticar la sociedad. L´art pour l´art —la actitud adoptada por un gran poeta, por un poeta fundamentalmente realista, Baudelaire— es también una protesta contra el utilitarismo vulgar, y las ásperas preocupaciones mercantiles de la burguesía. Su origen radica en la decisión del artista de no producir mercancías en un mundo donde todo era mercancía. Walter Benjamin, el gran filósofo alemán que se suicidó en 1940 después de haber huido del régimen hitleriano, escribe sobre Baudelaire:

“…fue el primero en comprender que la burguesía estaba retirando sus encargos al artista. ¿Qué otro encargo social podía reemplazarlo? Ninguna clase podía suministrarlo: el único lugar donde el artista se podía ganar la vida era el mercado de inversiones. A Baudelaire no le interesaba la demanda manifiesta, a corto plazo, sino la demanda latente, a largo plazo… Pero, por su propia naturaleza, el mercado —donde había de descubrirse esta demanda— imponía un tipo de producción y un modo de vida muy diferentes a los de los poetas anteriores. Baudelaire se vio obligado a reivindicar la dignidad del poeta en una sociedad que no disponía ya de dignidad alguna que atribuir.”

Lo esencial en esta argumentación es que el mundo burgués era ya incapaz de “encargar” la obra de Baudelaire, ni siquiera en sentido indirecto y que, por consiguiente, el poeta producía para un mercado inexistente, anónimo —de aquí el “arte por el arte”—, pero con la esperanza de encontrar un público o un consumidor eventuales, desconocidos. Se encuentran en Baudelaire muchas observaciones personales que demuestran lo ambivalente de su actitud… Su arte no quería saber nada del mundo burgués, rechazaba con arrogancia al lector burgués; pero, al mismo tiempo, intentaba fascinarle con efectos sorprendentes. Baudelaire hablaba de la aversión que le producía la realidad pero también hablaba del “aristocrático placer de no gustar”. Su aversión por la realidad le impulsó a refugiarse en l´art pour l´art; su aristocrático placer le movía a atemorizar al despreciado burgués con una belleza terrorífica, con centelleantes instrumentos de tortura. Se negaba a producir para el comprador burgués per creía en un mercado literario y producía para él como test definitivo. Recordemos las palabras de Marx sobre el principio formulado por los economistas capitalistas —la producción por la producción—; “la ciencia por la ciencia” o “el arte por el arte” son principios correspondientes. En cada caso el mercado acecha en el fondo de la escena. L´art pour l´art es, pues, un intento ilusorio de romper unilateralmente con el mundo capitalista y burgués y, al mismo tiempo, un confirmación de su principio de “la producción por la producción”.

(Ernst Fischer: “La necesidad del arte”. 1959)

Be the first to comment on "El arte por el arte"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*