Enigma de la semana: misterioso maldito

retratoenigma

retratoenigma

Aquí lo tienes. Es un hombre acomodado que lleva una vida casi lujosa gracias a su fama como pintor y a un afortunado matrimonio de madurez.

Sin embargo, su vida no ha sido nada fácil. En realidad se inició en la pintura para huir de sus problemas mentales y del alcoholismo que desde su juventud le han llevado en muchas ocasiones a ingresar en sanatorios. Por si fuera poco, su carácter irascible y violento le han impedido desde niño integrarse en ningún colegio y, ya de mayor, mantenerse mínimamente estable en los puestos de trabajo que le han ofrecido.

Sólo la influencia de su madre ha evitado que cayera en el suicido en más de una ocasión. De hecho fue ella quien le animó a pintar como única manera de tratar de darle algo de estabilidad emocional.

La decisión no pudo ser más acertada. Aunque nunca superaría del todo sus problemas con el alcohol y las depresiones, la pintura le convirtió en un personaje famoso y valorado. Incluso le fue concedida la Orden de la Legión de Honor por sus méritos artísticos.

Y ahora tres pistas curiosas que te pueden ayudar a identificar mejor a nuestro personaje:

1. No le conoces por su verdadero apellido.

2. El día de su cumpleaños seguro que tienes fiesta.

3. En el catálogo de una exposición suya le dieron por muerto por alcoholismo. Tuvo que ir a los tribunales para demostrar que, en realidad, estaba vivo.

¿Sabes ya de quien hablamos? Si es así, anímate a darnos la respuesta por CORREO.

Be the first to comment on "Enigma de la semana: misterioso maldito"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*