Francesca Woodman



Francesca Woodman (Denver 1958- New York 1981) es una fotógrafa realmente extraordinaria, y eso a pesar de su vida tan breve y de su juventud truncada que nunca pudo consumarse en madurez. Vivió apenas veintidós años y en tan poco tiempo realizó tres exposiciones sin darse apenas a conocer, al punto de que su suicidio pasó desapercibido y su nombre no salió del anonimato hasta que su obra empezó a resplandecer con luz propia a los ojos de los que la iban descubriendo foto a foto. Las retrospectivas en Londres y Nueva York la redimieron como una de las fotógrafas contemporáneas más originales y novedosas, y hoy es una artista de culto en el mundo de la fotografía.

Y es que toda su obra se ve envuelta en un halo de espiritualidad que deambula entre lo misterioso y lo mágico, entre lo irreal y lo fantástico. Pero tampoco falta la ironía, ni una agria visión de la condición de la mujer que en otras ocasiones trasmuta la irrealidad por una imagen crítica y objetiva. Pero siempre con una técnica sutil, de luces vaporosas perfectamente trabajadas, de figuras a veces sólidas y a veces etéreas que parecen diluirse en sus fotografías. Todo lo cual le da a su obra un aire inquietante, que nos turba o nos conmueve, pero que siempre nos encanta. Para contemplar un amplio repertorio de su obra pinchar AQUÍ. Un hermoso vídeo sobre su trabajo, AQUÍ.

Be the first to comment on "Francesca Woodman"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*


Francesca Woodman



Francesca Woodman (Denver 1958- New York 1981) es una fotógrafa realmente extraordinaria, y eso a pesar de su vida tan breve y de su juventud truncada que nunca pudo consumarse en madurez. Vivió apenas veintidós años y en tan poco tiempo realizó tres exposiciones sin darse apenas a conocer, al punto de que su suicidio pasó desapercibido y su nombre no salió del anonimato hasta que su obra empezó a resplandecer con luz propia a los ojos de los que la iban descubriendo foto a foto. Las retrospectivas en Londres y Nueva York la redimieron como una de las fotógrafas contemporáneas más originales y novedosas, y hoy es una artista de culto en el mundo de la fotografía.

Y es que toda su obra se ve envuelta en un halo de espiritualidad que deambula entre lo misterioso y lo mágico, entre lo irreal y lo fantástico. Pero tampoco falta la ironía, ni una agria visión de la condición de la mujer que en otras ocasiones trasmuta la irrealidad por una imagen crítica y objetiva. Pero siempre con una técnica sutil, de luces vaporosas perfectamente trabajadas, de figuras a veces sólidas y a veces etéreas que parecen diluirse en sus fotografías. Todo lo cual le da a su obra un aire inquietante, que nos turba o nos conmueve, pero que siempre nos encanta. Para contemplar un amplio repertorio de su obra pinchar AQUÍ. Un hermoso vídeo sobre su trabajo, AQUÍ.

Be the first to comment on "Francesca Woodman"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*