Goya en Burdeos

FICHA TÉCNICA: 

Año: 2000.

Nacionalidad: España.

Director: Carlos Saura.

Intérpretes: Francisco Rabal, José Coronado, Dafne Fernández, Maribel Verdú, Eulalia Ramón, Joaquín Climent, Cristina Espinosa, José María Pou, Saturnino García y Carlos Hipólito.

Guión: Carlos Saura.

Fotografía: Vittorio Storaro.

Música: Roque Baños.

Duración: 102 minutos.

VALORACIÓN CINEMATOGRÁFICA 

            Película fallida y excesivamente pretenciosa de Carlos Saura, basada en un guión propio e inspirada, según algunos testimonios, en las conversiones entre Saura y Buñuel sobre la figura de Goya. Los tres forman parte de lo más selecto de la cultura aragonesa de la época contemporánea. Sin embargo, el acercamiento de Saura a Goya (como después lo sería a las figuras de Dalí, Lorca y el propio Buñuel en la flojísima Buñuel y la mesa del rey Salomón) defrauda al espectador.

 

            Saura es un gran director, como demuestra en algunas obras magníficas, y su oficio le salva de naufragar por completo. Sin embargo, Goya en Burdeos resulta lenta y pretenciosa. La ambientación de las escenas se lleva a cabo en ambientes marcada y deliberadamente teatrales que, lejos de remarcar estéticamente el film lo que hacen es sobrecargarlo estéticamente.

 

            Lo mejor de la película es, sin duda, la fantástica interpretación de Francisco Rabal en el papel de Goya anciano (frente a una más que floja de José Coronado como Goya joven). Convicente, duro y tierno a la vez, el trabajo de Francisco Rabal hubiera merecido un mejor arropamiento fílmico.

 

APROVECHAMIENTO DIDÁCTICO 

            Francisco de Goya es un autor genial e imprescindible para comprender el paso del arte histórico, tradicional y basado en lo clásico, a la ruptura del arte contemporáneo que tendría en las vanguardias su primera gran forma de expresión. Por eso su figura ha merecido, en el limitado ámbito del cine dedicado al mundo del arte, nada menos que tres largometrajes.

 

            El simple hecho de retratar cinematográficamente a la figura de Goya ya tiene un interés. Nos acercamos a su personalidad y su obra, y esto, teniendo en cuenta su compleja personalidad es positivo. En Goya en Burdeos, Saura retrata a un Francisco de Goya ya anciano que, exiliado en Burdeos por temor a la brutal represión absolutista de Fernando VIII, recuerda su época de éxito y madurez en un Madrid al que no desea volver.

 

             De esta forma vemos vivir y trabajar al Goya que pintó la Lechera y la serie de los Toros de Burdeos acompañado de su esposa Leocadia y su hija Rosarito, a la vez que recuerda episodios de su vida ligados a la creación de las pinturas de San Antonio de la Florida, las pinturas negras, los Desastres de la Guerra… Por desgracia, como suele ocurrir en una buena parte de las películas basadas en la vida de grandes artistas, el Goya maduro aparece como un ser atormentado por una especie de fuerza interior que le arrastra a representar una realidad que, de otra manera, amenzaría con provocarle una especie de explosión interna. Esto es algo que ya hemos visto en películas como Pollock, El loco del pelo rojo o El tormento y el éxtasis, y que puede provocar una visión deformada de lo que es la creación artística.

ENLACES:

REALIDAD E IMAGEN, excelente web de El Almendrón sobre la pintura de Goya.

GOYA, ¡QUÉ VALOR!, también de El Almendron aunque en esta ocasión sobre los grabados de Goya.

LAS MUJERES EN GOYA, del Instituto Cervantes.

SAN ANTONIO DE LA FLORIDA, página interactiva en flash sobre estas pinturas madrileñas.

Be the first to comment on "Goya en Burdeos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*