Grabado

000_Babel_Torre

000_Babel_Torre

“…el grabado va a potenciar un mayor consumo de imágenes y su mayor difusión, es “el motor de una verdadera democratización icónica”, el inicio de la explosión iconográfica que llega hasta nuestros días, pero es, además y sobre todo, la posibilidad de hacer análisis científico, la posibilidad de transmitir tecnología y todo tipo de especulación apoyada en la realidad que puede ser transportada a una imagen: organología musical, botánica, física, arqueología, historia del arte, etc. En este sentido, Ivins considera al grabado, junto a la teorías de Alberti sobre la perspectiva y los conceptos de Nicolás de Cusa sobre la relatividad y la continuidad, como uno de los pilares del mundo moderno.

Uno de los capítulos de esta etapa de nuestra historia que va a ser afectado por la imagen impresa será, también, el arte. Insistir todavía en que el grabado es una técnica capaza de engendrar un arte muy peculiar y diferenciado, es ya superfluo: ahí están las estampas de Mantegna, Durero, Ribera, Rembrandt, Goya, Munch o Picasso. Pera tal vez no sea tan superfluo insistir sobre el papel que el grabado ha jugado en la transmisión de estilos y maneras artísticos, en cuánto le debe la “densificación” y la multiplicación de la imagen artística. Las comparaciones son siempre discutibles, pero si se insiste tanto en la importancia de la cerámica como conductora de fórmulas en el mundo de la arqueología; si se ha aludido a la importancia del tapiz gótico como posible elemento de resumen de los esquemas de una escuela; con muchísimo más fundamento habremos de hablar del grabado, que penetra en todos los rincones con imágenes exactas. “Es preciso insistir, como afirma Francastel, acerca del papel del grabado (…). Es este un capítulo esencial, a la vez, para la historia del arte y de la civilización moderna”.

(Antonio Gallego Gallego: “Historia del grabado en España”, 1979)

Be the first to comment on "Grabado"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*