Guarino Guarini en San Lorenzo de Turín

000 SLorenzoTurinGuarini

 

000 SLorenzoTurinGuarini

“De los arquitectos del norte de Italia, el más interesante resultó ser Guarino Guarini, un hombre dotado de unas energías intelectuales y creativas superiores incluso a las de los más renombrados, como Borromini, Bernini y Cortona. Nacido en Módena en 1624, Guarini pertenecía a una generación anterior a la de los tres grandes maestros del Barroco romano, menos sujeta a una práctica convencional. En 1647, después de ocho años de estudios en Roma, profesó los votos de la orden teatina, enseñando posteriormente filosofía, teología y matemáticas en seminarios teatinos de Módena, Mesina y París. Sus preocupaciones académicas quedaron patentes además con la publicación de nueve tratados de investigación sobre temas que abarcaban desde la astronomía hasta la filosofía, matemáticas y arquitectura.

En 1666 Guarini se traslado a Turín, siendo nombrado poco después ingeniero y matemático del duque Carlo Emanuele II de Saboya. […] Hasta la llegada de Guarini habían carecido de un arquitecto de primera fila. Desde 1666 hasta su muerte en 1683, Guarini construyó en Turín, para el duque y varios patronos eclesiásticos, algunos edificios sumamente interesantes que se conservan más o menos intactos, constituyendo sus mejores obras de sus años de madurez.

De entre sus edificios, el de más antigüedad conservado en Turín es la iglesia de S. Lorenzo, construida para los teatinos entre 1666 y 1687. […] En su tratado de arquitectura, Guarini escribió que “las bovedas representan la parte principal de un edificio”, siendo ciertamente la cúpula principal de S. Lorenzo la parte más inspirada y menos convencional de la construcción. Alejándose del hacer tradicional en casi todos sus aspectos, representa un testimonio de la erudición de Guarini y de su desenfadada imaginación.

El elemento más novedoso de la cúpula es su empleo de un entramado de nervios entrecruzados, una disposición que resultaba desconocida en la tradición clásica de la arquitectura renacentista y barroca, aunque no era infrecuente en las cúpulas hispano-musulmanas de fines de la Edad Media. A pesar de que no hay prueba de que Guarini haya estado nunca en España y hubiera contemplado las cúpulas de Burgos, Córdoba o Zaragoza, sí pudo haber visto estructuras de nervios entrecruzados en el sur de Francia o incluso en el Piamonte.

En la “Architettura civile” Guarini ofrece un análisis técnico de los entrecruzamientos de cúpulas góticas, concluyendo que “ya no se emplean, aunque pudieran ser de utilidad en ocasiones”. Alaba mucho a los constructores góticos “que querían que sus iglesias ofreciesen un aspecto de fragilidad, hasta el punto de parecer un milagro que se tuviera en pie”, y sus arcos “que parecen colgar del aire”, y sus altos ventanales y torres caladas. Su admiración por el virtuosismo técnico de la arquitectura gótica se refleja en la cúpula diáfana de S. Lorenzo, más elevada y mejor iluminada que cualquiera de sus prototipos árabes.

La traza de la cúpula podría reflejar una mezcla de tradiciones musulmanas y góticas, pero su motivación surge indudablemente de la preocupación común del Barroco por el ilusionismo espacial.  […] La naturaleza mística de las formas de Guarini no ha de ser vista tampoco como deliberadamente anticlásica. Al igual que las creaciones de Borromini, éstas pueden ser complejas pero nunca irracionales ni rompen jamás enteramente con las reglas que gobiernan el uso del orden clásico. […] No obstante, la arquitectura de Guarini no carecía de idiosincrasia técnica. Con objeto de construir cúpulas de la altura apetecida, basó su diseño en la geometría cónica en lugar de en la acostumbrada geometría esférica. En S. Lorenzo esto le permitió prescindir de un tambor y lograr no obstante construir una cúpula más elevada y espectacular que la de las iglesias contemporáneas.”

(John Varriano: “Arquitectura italiana del Barroco al Rococó”. 1986)

Be the first to comment on "Guarino Guarini en San Lorenzo de Turín"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*