Heinrich Kley

000_heinrich kleybbb

 

000_heinrich kleybbb

Conocer al pintor e ilustrador aleman Heinrich Kley (1863- c.1945) supone enfrentarse a un artista con una doble vida artística. Por un lado tenemos al Kley dedicado, en su trabajo corriente, al dibujo técnico que da lugar a toda una serie de excelentes y coloristas ilustraciones sobre la industria alemana (acerías Krupp, entre otros), y por otro lado tenemos al Kley que en su tiempo libre se dedica a hacer lo que le gusta y donde se muestra su mayor creatividad. De esa producción marginal acabarán surgiendo sus obras más carácterísticas y por las que es más conocido. Su magistral manejo de la pluma y la tinta, su dominio a la hora de representar, mediante ágiles y ricos trazos, el movimiento de los cuerpos, su estilo abierto e inacabado, así como su vena humorística, erótica y satírica, a la que se une su imaginación delirantes, son los ingredientes que hacen de él un artista ideal tanto para la crítica social y política, como para dar a luz imágenes plenamente surrealistas. 

Publicó muchos dibujos en revistas satíricas como “Simplicissimus” (junto a Thomas Theodor Heine, Käthe Kollwitz o John Hearfiel) o “Die Jugend” (junto a Peter Behrens, Ernst Barlach, Hans Heincrich Christianson o Hugo Hoppner), publicaciones que sufrieron las iras del poder en los años de finales del XIX y principios del XX.

Si hasta hace muy pocos años no se ha vuelto a valorar la obra de Kley en Alemania, sí lo ha sido en los USA donde Kley colaboró ilustrando obras del escritor norteamericano Ambrose Bierce o donde su obra llegó a fascinar a Walt Disney (a través de la influencia que ejerció en los ilustradores de su estudio Alberto Hurtado, Grant Joe y Bodrero Jamos). Fruto de esa influencia fue el film de dibujos animados “Fantasía”, protagonizado por animales (cocodrilos, hipopótamos, etc.) humanizados.

Para acceder a una web dedicada a su obra, pinchar AQUÍ.

Be the first to comment on "Heinrich Kley"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*