Iconografía de un mapa

JasperJohns0

JasperJohns0

 

Una mirada distraída al Mapa de Jasper Johns podría hacer pensar que nos encontramos ante un cuadro abstracto. La fuerza del color, muy bien distribuido, que diluye los contornos de los distintos estados de la Unión, enturbia la imagen y deleita la visión en un hermoso universo de formas y colores. Pero un esfuerzo de atención por parte del espectador descubre que más allá de la primera mirada está la realidad. La realidad en este caso de un mapa de los Estados Unidos.

No es un caso aislado en la obra de este artista: Jasper Johns recurre para esta vuelta a la figuración que representa el Neodadaísmo, a todo tipo de imágenes próximas al espectador (banderas americanas, latas de cerveza, dianas…), y pocas lo son tanto como su propio mapa para un americano. Aunque es indudable que no se trata de un mapa normal y corriente. El pintor lo ha transformado reinterpretando su figuración hasta convertirlo en una obra de arte, porque está llena de expresividad y fuerza, gracias a la rotundidad del trazo y el impacto cromático.

Éste es uno de esos cuadros que nunca se contemplan de un primer golpe de vista. Primero cae la mirada sobre el lienzo, y al descubrir tras la primera provocación, de qué se trata, empieza una segunda lectura llena de interés y atención, en la que se va desgranando cada detalle y cada realidad. En cierto modo es también una forma de provocación, como ocurría en las obras Dadá, si bien en esta ocasión no se trata de confundir al observador, sino de atraparlo con toda la fuerza de la verdadera obra de arte.

El cuadro por tanto es también una bonita lección para comprender la importancia que tiene saber mirar en el aprendizaje del lenguaje artístico.

Be the first to comment on "Iconografía de un mapa"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*