La Catedral de Tarazona, restaurada

Tarazona0

Tarazona0

La Catedral de Tarazona ha abierto nuevamente sus puertas después de años de clausura. Desde 1985 estaba cerrada al público, cuando por su estado de conservación amenazaba con derrumbarse. Hasta tres equipos de restauración trabajaron en ella, aunque sería a partir de 1996 cuando se asumió un proceso continuado de restauración bajo la tutela del plan director de los arquitectos Fernando y José Ignacio Aguerri.

La Catedral de Tarazona se inició en el S. XII y se consagró en 1232, siguiendo un modelo constructivo gótico clásico. No obstante la situación del edificio extramuros de la ciudad explica su destrucción en la Guerra de los Pedros. Por ello su reconstrucción ya en el S. XIV alteró su diseño original, transformándose entonces en un edificio que mezclaba elementos de la tradición gótica conservada de la primera construcción con otros añadidos mudéjares en parte de las naves, en las capillas radiales de la cabecera, en el cimborrio, la torre (de nueva planta) y el claustro. Aún más tarde se acometieron nuevas reformas y añadidos ornamentales, especialmente a la altura del crucero, ya de estilo renacentista.

Gracias a esta última restauración, el templo se ha consolidado y además se han producido descubrimientos de gran interés, como restos romanos y paleocristianos de los siglos IV al VI, recuperados del subsuelo, entre ellos un mosaico romano; así como pinturas renacentistas en el cimborrio.

Aún faltan algunos espacios por restaurar, en especial el claustro, algunas capillas de la cabecera, además de algunas actuaciones necesarias en la torre, pero al menos el templo se ha salvado, y una de las joyas más preciadas del Patrimonio artístico aragonés, se ha recuperado para el visitante.

Be the first to comment on "La Catedral de Tarazona, restaurada"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*