La envidia arrinconada

000 Jusepe Martinez VELAZQUEZ

 

000 Jusepe Martinez VELAZQUEZ

“(…) Mandósele [a Diego Velázquez] que hiciera el retrato de S.M. Y lo sacó tan bien hecho y parecido que luego se le hizo merced de pintor de cámara. A pocos días y obras recibió otra merced, que fue ujier de cámara de S. M. Creció tanto su habilidad en hacer retratos con tanta bondad y arte, y tan parecidos, que causó gran maravilla, así a pintores como a hombres de buen gusto. Pero como la envidia no sabe estar ociosa, procuró deslucir la buena opinión de nuestro Velázquez, sacando por una línea, y no recta, unos censuradores que se atrevieron a decir que no sabía hacer sino una cabeza, disparate como de envidiosos. Llegó a oídos de S.M., que siempre favoreció a los hombres virtuosos, y con singularidad a éste, y volvió por su opinión, mandándole hacer un cuadro de la expulsión de los moros de España. Este lienzo se hizo a competencia de cuatro pintores los mejores, haciendo cada cual su cuadro del mismo tamaño. Colgáronse en el Salón mayor de Palacio, en donde se conoció por esta obra la virtud de nuestro pintor, siendo el retrato muy parecido con la historia; de lo cual, corrida la envidia, quedó arrinconada, y el pintor con más estimación…”

(Jusepe Martínez opina sobre el arte de Velázquez en su libro “Discursos practicables del nobilísimo arte de la pintura” (hacia 1675)(Citado en: Pedro Jesús Fernández: “Quién es quien en la pintura de Velázquez”. 1996). Imagen de cabecera: Jusepe Martínez (Zaragoza, 1600-1682): “Autorretrato pintando a su padre Daniel Martínez”)

Be the first to comment on "La envidia arrinconada"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*