La Madraza de Granada

Madraza0

La Madraza o universidad islámica de Granada fue una de las construcciones emblemáticas del reino nazarita, y no sólo por la importancia cultural que llegó a tener, sino por la relevancia de su arquitectura, en sintonía con la que está desarrollándose en esos momentos en los talleres de La Alhambra. No en vano la funda Yusuf I, promotor del conjunto palacial de Comares en La Alhambra, y en fechas coincidentes, a partir de 1349.

Se trataba de una construcción que seguiría el esquema habitual en este tipo de edificios, con un patio central alrededor del cual se disponían las habitaciones de los estudiantes, y una sala principal para la enseñanza y la oración colectiva.

En la actualidad han podido rescatarse algunos restos de la antigua edificación y eso a pesar de las vicisitudes sufridas con la llegada de los cristianos a Granada desde 1492. En las Capitulaciones de Santa Fe se había convenido en que la Madraza siguiera funcionando como tal, pero la intolerancia abanderada por el Cardenal Cisneros pronto derivó en un acoso a cualquier manifestación de la cultura islámica, por lo que la rica biblioteca de la Universidad fue expoliada y quemada públicamente en la plaza Bib-Rambla y la madraza donada al Cabildo. En el S. XVIII fue prácticamente destruida y reformada de nueva planta, destacando su portada rococó.

Algo quedó no obstante de la sala de oración, que junto a otros restos menores han sido felizmente restaurados durante las campañas de los años 2006-2007.

En la actualidad dicha sala deslumbra ante la vista del curioso que se asoma a ella y descubre un magnifico repertorio arquitectónico y ornamental de traza nazarí: se trata de una habitación de planta octogonal, con profusa ornamentación decorando los paños murales, en los que se aglomeran motivos de lacería y ataurique salpicados de mocárabes, que recuerdan al Salón de embajadores del Palacio de Comares que está levantándose en esas mismas fechas.

Cuenta además con ventanitas caldas en la parte superior que probablemente lucirían las consabidas comarias o vidrieras, que se trazan también en la Torre de Comares, así como un rico artesonado abierto en la clave por la que asoma una preciosa cúpula de mocárabes, que además sirve de cubierta a una linterna que ilumina generosamente toda la sala.

El muro principal, frente a la entrada, presenta un espectacular arco de herradura de tradición califal del S. X, enmarcado en alfiz, angrelado el trasdós y con ricos motivos de ataurique en las albanegas. Lo flanquean sendas columnitas con capitel de ataurique típicamente granadinas. Sobremontando el arco y paralelamente en los paños laterales al mismo, vuelan a modo de cornisa espléndidos motivos de mocárabes.

En la actualidad la Madraza granadina pertenece a la Universidad de Granada, recuperando así su antigua función y su sentido.

Para saber más accedemos desde AQUÍ.

 

Be the first to comment on "La Madraza de Granada"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*