La vidirera

Vidirera0

Vidirera0

Sabemos de la utilización de vidrieras coloreadas en el arte egipcio, en el romano, en paleocristiano o el islámico, si bien su momento de esplendor coincide con la Edad Media cristiana y más concretamente con el periodo gótico, momento en el que sustituye a la pintura como revestimiento mural, en atención a una nueva sensibilidad religiosa que identifica a Dios con la luz, razón por la cual se procura llenar los templos de esa luz divina y simbólica.

Con posterioridad, durante la Edad Moderna, la vidriera prácticamente desaparece, para recuperarse en el siglo XIX, de la mano de aquellos movimientos artísticos nostálgicos del arte medieval y de sus técnicas artesanales, caso del Romanticismo, del movimiento arts and crafts de W. Morris o del arte Modernista. Incluso en el S. XX, se han seguido diseñando vidrieras por obra de grandes pintores contemporáneos como Chagall, Leger o Rouault.

En cuanto a su proceso técnico lo conocemos bien desde la época medieval gracias a los escritos que se han conservado del monje Teófilo del siglo XI. Constaba de los siguientes pasos:

-En primer lugar se hacía un boceto sobre cartón del que se sacaban las plantillas que habían de servir para el posterior cortado de los vidrios. Es una labor en la que podían participar pintores, si bien su trabajo tenía que estar totalmente relacionado con el del vidriero, que es el que conocía los recursos técnicos imprescindibles para adaptar el dibujo a la colocación de los vidrios

-Con posterioridad se cortaban los vidrios según las plantillas realizadas con anterioridad, utilizándose vidrios de colores.

-A continuación se pintaban los sombreados y detalles de la vidriera, pero no con una pintura normal, sino con diferentes óxidos metálicos que requerían un horneado posterior de los vidrios.

-El siguiente paso consistía en el ensamblaje de las distintas piezas, que se unían por medio de tiras de plomo que eran lo suficientemente dúctiles y a la vez sólidas como para sujetar muy bien los vidrios. Es el llamado proceso de “emplomado“.

-Finalmente toda la estructura emplomada se acopla a una armadura mayor a modo de parrilla, normalmente de hierro y de formas geométricas variadas.

– Para acabar se realizaban los retoques necesarios para que el resultado final fuera perfecto.


Be the first to comment on "La vidirera"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*