Las herramientas del escultor

Tallas0

Tallas0 Tallas00 Tallas000

Son diferentes las herramientas con que se trabaja un material blando y uno duro.  Madera y mármol cuentan con herramientas propias. La primera tarea es el desbastado, o eliminación de grandes masas de material.  Al principio se procede con golpes rápidos y certeros, ya que se desbasta materia claramente alejada de la figura que se quiere alcanzar.  Esta operación se hace en la piedra y en el mármol mediante el puntero, instrumento puntiagudo, que horada y desportilla.

Se prosigue con cinceles, que son instrumentos cortantes de filo recto, y con gubias, cuyo corte es en cambio curvo, lo cual permite ir formando las superficies convexas y cóncavas.  En esculturas de mármol y piedra se usa el cincel dentado, que tiene dientes puntiagudos o rectos.  Esta herramienta deja en la superficie surcos de gran extensión y permite un desbastado próximo a la forma definitiva; ya deja entrever el volumen y la sombra.

En ocasiones hay que practicar excavaciones profundas.  Para ello está el taladro, que actúa a percusión, con una punta larga.  Los griegos descubrieron un instrumento muy adecuado para la talla del mármol: el trépano, especie de berbiquí, que hace girar una punta de acero aplicada a un lugar concreto.  El trépano deja la huella de un agujero.  Está recomendado para ciertas partes, como las fosas nasales, el interior del oído, las barbas y cabellos, donde el uso de instrumentos de corte o percusión es inadecuado porque el material se rompe. Curiosamente, el trépano es instrumento poco usado, pero se han servido de él grandes artistas como Miguel Ángel y Bernini.  Las perforaciones y cortes profundos están presentes ya en la estatuaria del período helenístico.

Las superficies han de ser alisadas. En la madera se pule con limas, escofinas y lijas; y en el mármol se acude a la piedra pómez, al esmeril y a todo género de abrasivos, es decir, materiales con que se frota insistentemente la superficie hasta dejarla brillante. Este alisado de las superficies es una tarea puramente mecánica y puede ser confiada a un colaborador, pero es operación importante. La estatuaria egipcia ofrece solemnes imágenes de granito cuya superficie reluce suntuosamente merced al trabajo de verdaderos equipos.

En cuanto a las obras efectuadas mediante modelado, las herramientas son sencillas: puntas de madera, paletas, trapos húmedos; pero la herramienta principal es la mano. Rodin modelaba con las manos. El barro recibe así el hálito creador del artista en toda su inmediatez.

MARTÍN GONZÁLEZ,J.J: Las claves de la escultura. Arín. Barcelona. 1986, págs 7-8.

Be the first to comment on "Las herramientas del escultor"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*