Los fantasmas de Goya

 

FICHA TÉCNICA:


Año: 2006.

Nacionalidad: España.

Director: Milos Forman.

Intérpretes: Javier Bardem, Natalie Portman, Stellan Skarsgard, Randy Quaid, José Luis Gómez, Blanca Portillo, Mabel Rivera.

Guión: Milos Forman y Jean-Claude Carrière.

Fotografía: Javier Aguirresarobe.

Música: Varhan Bauer.

Duración: 106 minutos.

VALORACIÓN CINEMATOGRÁFICA 

     Milos Forman es un autor con oficio que ha dejado obras tan notables a lo largo de su trayectoria como Alguien voló sobre el nido del cuco y Amadeus. Sin embargo, en Los fantasmas de Goya (al igual que ocurre con otras de sus películas) no está a la altura. Es una obra fallida, sin pulso, concebida como un gran folletín decimonónico de grandes pasiones ambientadas en un marco histórico.

     Quizás es precisamente esta ambientación, en la convulsa España que media entre 1792 y el regreso de Fernando VII tras la derrota francesa, lo mejor de la película. Y es precisamente en esta ambientación en la que se justifica la aparición de la figura de Goya.

     Pese a lo que podría deducirse del título, Francisco de Goya no es el protagonista de la película. Es un personaje que ayuda a hilar los acontecimientos, pero nada más. Tampoco es muy convincente la interpretación que de su personalidad y figura realiza Stella Skarsgard. Se agradece, eso si, que el actor huya de los excesos interpretativos tan habituales cuando se abordan figuras de la historia del Arte como Van Gogh o el propio Goya.

     Tampoco la interpertación de Javier Bardem o Natalie Portman es destacable. El hecho de tratarse de actores de sobrada capacidad demuestra que es, precisamente, la falta de acierto del director la hace naufragar la película.

APROVECHAMIENTO DIDÁCTICO 

      El hecho de que la película no trate en realidad sobre Goya le hace perder relevancia desde el punto de vista didáctico. El artista aragonés está muy mal tratado desde el punto de vista de su personalidad. Tampoco hay nada de tratamiento de lo que fue su actitud durante el final del reinado de Carlos IV, la ocupación francesa y el retorno de Fernando VII.

       Lo más destacable de la película es una escena en la que se explica muy bien el proceso de realización de un grabado. También hay detalles aislados, como la relación y presentación del retrato ecuestre de la reina Maria Luisa, o el momento en el que explica al protagonista las diferentes tarifas que Goya aplicaba en función de la aparición o no de las manos del retratado, que son interesantes, pero nada más que eso.

     Pero sobre todo, es importante tener siempre presente que Los fantasmas de Goya no es, ni pretende ser, una película fiel a la vida y la obra de Francisco de Goya.

ENLACES:

LAS MUJERES EN GOYA, del Instituto Cervantes.

SAN ANTONIO DE LA FLORIDA, página interactiva en flash sobre estas pinturas madrileñas.

TRAILER:

Be the first to comment on "Los fantasmas de Goya"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*