Malta neolítica

000 MujerObesa Hal-Saflieni

000 MujerObesa Hal-Saflieni

“El gran desarrollo de la cultura en Malta y sus múltiples relaciones reprenta un elemento esencial en la Prehistoria Mediterránea, ocupando la isla un punto crucial entre sus dos grandes cuencas. Por una parte, se relaciona con las culturas del Héládico y Cicládico primitivos, y a la vez con el Asia Menor, así como en un momento avanzado con la Creta del Minoico primitivo III. En todos estos lugares la población era navegante, como muestra la representación de barcos incisa en la cerámica del Cicládico primitivo y las relaciones de Troya con todos los países del Egeo septentrional, que Mellaart llama “el mar Troyano”. Malta fue probablemente el punto avanzado de las relaciones de los países del Mediterráneo occidental hacia Occidente, y desde allí se emprendió el comercio con Sicilia y las Isalas Lípari, con España y además con Cerdeña. […]

Después de la puramente neolítica de la cueva de Ghar Dalam con cerámica incisa del neolítico circunmediterráneo (2800-3600?) comienza la verdadera cultura maltesa.

Esta comienza por la etapa de la cerámica gris de Skorba (3600-3400), siguiendo la de la cerámica roja, también de Skorba (3400-3200), en la cual aparecen ídolos obesos que recuerdan los neolíticos más antiguos de Catal del sur de Anatolia.

Vienen luego las etapas eneolíticas, comenzando por la de Zeebug y Xemxija (3200-300), en que abundan las cuevas sepulcrales excavadas en la roca, tipo de enterramiento frecuente en el Egeo, y que se difundirá por el Occidente.

Con la etapa de Mgarr y Kordin III (3000-2700) principió el desarrollo de la arquitectura maltesa, con la abundancia de templos construidos con orthostatos [un “ortostato” es una losa vertical que forma la hilada inferior de un muro. En los dólmenes neolíticos, los ortostatos forman, total o parcialmente, las paredes del monumento megalítico y soportan las losas de la cubierta] y cubiertas sus cámaras mediante la técnica de la falsa cúpula, así como con plantas lobuladas o trifoliadas. […]

En Malta (2500) comienza el gran apogeo de la cultura que respresentan las cuevas sepulcrales artificiales de Hal-Saflieni, con multiplicidad de cámaras a las que dan acceso puertas revestidas de orthostatos y arquitrabes o dinteles y con el techo pintado con espirales, así como el desarrollo de los templos de Tarxien y Mnaidra, con plantas lobuladas alrededor de una especie de plaza. En estos templos aparecen figuras de mujeres obesas con el traje “mediterráneo” de falda acampanada y corpiño que deja los pechos al aire —como tendrán las mujeres cretenses—, representando diosas de la fecundidad unas y otras acaso esculturas votivas de fieles, en posición durmiente. Algunas son de gran perfección y debe notarse especialmente la mujer desnuda de Mnaidra y la estatua de Tarxien, con un vestido que recuerda el de pliegues superpuestos (“kaunakes”) de las esculturas sumerias de Mesopotamia, así como las procesiones de animales destinados al sacrificio, esculpidas o grabadas en Tarxien. Esta etapa es de larga duración, probablemente hasta 1700, y en ella el templo de Tarxien se convierte en un gran conjunto monumental. […]

Esta cultura está íntimamente relacionada con la etapa correspondiente de la de Anghelu-Rujo, en Cerdeña, así como con la de Los Millares, en España.”

(Pedro Bosch-Gimpera: “Prehistoria de Europa”. 1975)

Be the first to comment on "Malta neolítica"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*