Matrices

000 Roberto Crippa BBB

000 Roberto Crippa BBB

“Desde los primeros ready-made de Duchamp (el primero fue el famoso portabotellas metálico de 1914, “firmado” por el artista sin otra modificación) y los primeros collages dadaístas de Max Ernst, creados alrededor de 1919, hasta los últimos y complejos “conglomerados” de Rauschenberg, la “figura-tronco” de Crippa [imagen de cabecera] y los “generales” compuestos por medallas y lentejuelas de Baj, el camino ha sido tortuoso y lento, pero ha calado hondo, a pesar de la indiferencia o la suspicacia del público. Aquello que podía parecer —y a veces lo era— un juego destructor urdido por el nihilismo dadaísta o una invención sólo graciosa y metafórica en las sucesivas manipulaciones de objetos “encontrados”, “interpretados”, “incorporados”, “perturbadores”, por los surrealistas, es hoy una nueva manera de concebir el arte visual, no sólo en función de un color o de un dibujo que “finja” algo, sino en función de que un objeto que se finja a si mismo; que, por lo tanto, se transforme, por solemne investidura del artista, en obra concluida y significativa. De este modo se ha abierto un nuevo ciclo del arte moderno, con el descubrimiento de que muchos de los objetos que nos rodean pueden ser “tema” o “asunto” de la obra de arte; pueden —por sus características formales, cromáticas, imaginativas— convertirse en piezas de la construcción artística. Esta conciencia ha sido quizá más revolucionaria y definitiva que aquella realizada por el cubo-futurismo o los protoabstractistas a través de la abolición o la deformación de las figuras del mundo externo, ya que en aquel caso se trataba de introducir el “mundo externo” en el interior de la obra, haciéndolo asumir, de esta manera, una nueva y arcana dimensión. Es por esto por lo que entre los objetos presentados en esta muestra aparecen como verdaderos precursores los dos ready-made de Duchamp y el delicioso collage de Picabia, así como uno de aquellos Merzbilder de Schwitters, que son en verdad los insuperables progenitores de los sucesivos collages polimateriales y poliobjetuales; pero, al lado de estas primeras obras donde el objeto es el protagonista del cuadro, nos parece particularmente importante también aquellas en las que uno o más elementos objetuales se vuelven las matrices alrededor de las cuales se condensa la trama pictórica de la obra.”

(Gillo Dorfles: “El objeto en la pintura”. En: “El devenir de la crítica”. 1976)

Be the first to comment on "Matrices"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*