Mercurio y el escultor

000 Mercurio

000 Mercurio

“Un buen día quiso saber el dios Mercurio si le estimaban mucho los hombres, y tomando la forma de un mortal entró en la tienda de un estatuario. Viendo una estatua de Júpiter preguntó cuanto valía.

__ Dos talentos __ le respondieron.

__ ¿Y esa Juno?

__ Esa vale tres.

Al ver luego una estatua que le representaba a él mismo, pensó que, siendo al mismo tiempo el mensajero de Júpiter y el dios de las ganancias, estaría muy considerado entre los hombres; por lo que tornó a preguntar con cierta mal reprimida vanidad:

__ ¿Y este Mercurio?

__ Si os lleváis el Júpiter y la Juno  __le contestó el Escultor__   os daré el Mercurio de balde.

Moraleja: El vanidoso no suele gozar de ninguna consideración entre las gentes.

 

(Fábula de Esopo. En: José Repollés: “Las mejores fábulas”. 1973)

Be the first to comment on "Mercurio y el escultor"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*