Óscar. Una pasión surrealista

oscar.-una-pasion-surrealista
FICHA TÉCNICA:Año: 2008.
Nacionalidad: España, Francia y Estados Unidos.
Director: Lucas Fernández.
Intérpretes: Joaquim de Almeida, Victoria Abril, Emma Suárez, Jorge Perugorría, Paola Bontempi, Toni Cantó, Caco Senante, Jack Taylor, José Luis de Madariaga, Yanely Hernández y Kira Miró.
Guión: Lucas Fernández y Eduardo del Llano.
Fotografía: Rafael Bolaños.
Música: Diego Navarro.
Duración: 97 minutos.VALORACIÓN CINEMATOGRÁFICALa película parte de una idea interesante que es la de la narración en paralelo de dos historias, la del pintor surrealista Óscar Domínguez y la de una joven abogada madrileña, con un elemento común: el destino de un misterioso cuadro del artista canario. La trama salta de una a otra historia con facilidad hasta confluir en un final quizás demasiado previsible.

Quizás su mayor acierto, este punto de partida de la narración de dos historias paralelas, es el mayor problema con el que se encuentra el film puesto que no siempre está bien trabada la transición entre ambas.

El trabajo de los actores es correcto. Sin embargo, apenas llegan a emocionar, bien sea por la frialdad expresiva de alguno de ellos, como el propio Joaquim de Almeida en el papel de Óscar Domínguez, bien por ciertos excesos como los de la otra gran protagonista: Victoria Abril en el papel de la abogada propietaria del cuadro, que se encuentra en la fase final de una grave enfermedad.

APROVECHAMIENTO DIDÁCTICO

Óscar. Una pasión surrealista no es un biopic al uso de los que han abordado la vida de los grandes artistas del pasado. Su estructura en una narración en paralelo hace que sólo parte de la acción se ocupe de la vida de Óscar Domínguez y ésta, además, pierde importancia en muchos momentos respecto de la historia de la recuperación del cuadro.

La ventaja que tiene este planteamiento es que concede cierta “intriga” a una historia que, de otra manera, podria haber caído en el exceso documentalista. Es cierto que la información que se ofrece sobre Domínguez es abundante. Sin embargo, muchos rasgos de su personalidad se pierden en beneficio de la segunda historia.

Así, el espectador no entiende muy bien el porqué de muchas de las reacciones de Óscar Domínguez o en qué consiste la extraña enfermedad que le aqueja y que, pese a intuirse que influye en su forma de entender la vida y el arte, no queda expresa en ningún momento de la película.

La gran virtud didáctica de Óscar. Una pasión surrealista es el ocuparse de un enorme artista que ha merecido muy poca atención fuera de los círculos especializados y a la que el espectador medio puede acercarse gracias al film. Además, aunque los apuntes sean breves, también son interesantes las apariciones o referencias a otros personajes fundamentales del arte del siglo XX como Pablo Picasso, Andre Breton o Salvador Dalí.

ENLACES:

PÁGINAS WEB:

ÓSCAR. UNA PASIÓN SURREALISTA web oficial de la película.
ÓSCAR DOMÍNGUEZ página del Gobierno de Canarias con motivo del centenario del nacimiento del artista.

TRAILER DE LA PELÍCULA

Be the first to comment on "Óscar. Una pasión surrealista"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*