Paul César Helleu. Un pintor entre dos mundos

helleu

helleu

Como un pintor entre dos mundos ha sido definido en alguna ocasión Paul César Helleu (1859-1927). Y seguramente se trata de la mejor forma de resumir la obra de este pintor francés que, inmerso en la vorágine de pleno siglo XX, se resistía a abandonar la elegancia de la Belle Epoque.

Su figura, famosa entre los círculos más elegantes del París de finales del siglo XIX, sirvió de inspiración a Marcel Proust para su personaje del pintor Elstir en su grandiosa novela En busca del tiempo perdido. Y lo cierto es que los cuadros de Helleu, con sus elegantes y melancólicas damas, resultan perfectos como ilustración de la narración de Proust.

Los orígenes de la pintura de Paul César Helleu están en la influencia que, siendo muy joven, produjo en él la contemplación de la obra de los impresionistas. Sin embargo, rápidamente evolucionaría hacia una temática, el retrato, y una estética, mucho más exquisita y plácida, que mantendría de manera definitiva hasta el final de su trayectoria.

La obra de Helleu, con paralelismos con autores como su amigo John Singer Sargent, ha sufrido durante décadas el olvido pero está siendo recuperada en los últimos años, descubriendo de nuevo a un autor de indudable talento.

Sobre Paul César Helleu existe una página web realmente muy intersante y completa que te invitamos a visitar ahora. Se llama LES AMIS DE PAUL CÉSAR HELLEU.

Be the first to comment on "Paul César Helleu. Un pintor entre dos mundos"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*