“Adán” y “Eva” vuelven a exhibirse en el Prado

Durero0

Durero0

Alberto Durero pinto su “Adán” y “Eva” en 1507, al parecer para el Ayuntamiento de Nuremberg, aunque las dos tablas fueron cambiando constantemente de manos, pues el Ayuntamiento se las regaló a Rodolfo II, el Emperador de Austria, y fueron a parar al castillo de Praga, que a su vez, saqueado por los suecos en la Guerra de los Treinta Años, se lo llevaron a su corte. Más adelante sería la reina Cristina de Suecia, la que se lo regalaría a Felipe IV. De ahí que ambas tablas sean una más de las joyas que atesora el Museo del Prado, y que desde hace unos días se vuelven a exhibir con todo su colorido y esplendor después de un largo y paciente trabajo de restauración.

En realidad la obra estaba muy deteriorada por culpa de las restauraciones poco afortunadas que se habían hecho en los siglos XVIII, XIX e incluso en el siglo XX. Sobre todo la tabla dedicada a “Adán” que estaba muy agrietada. El color también se había deteriorado, y era una de las mayores aportaciones de la pintura, porque Durero las pintó después de su segundo viaje a Venecia, y se nota la influencia que ejerció aquella visita en el esplendor y la brillantez de un color que, ahora, se había perdido.

No fue su única novedad. Esta pintura inicia una nueva andadura en la pintura renacentista del norte de Europa, gracias precisamente a esa influencia italiana, que se manifiesta también en el canon tan alargado que presentan las figuras; el realismo con el que Durero trabaja las anatomías de ambas figuras; la precisión del dibujo; el delicado contraposto, y sobre todo al hecho mismo de su representación en desnudo, un desnudo de tamaño natural además, que es el primero que se realiza en la pintura nórdica. Queda no obstante como un sustrato invariable de la pintura alemana un cierto expresionismo, suavizado en esta ocasión por la obsesión de Durero por conseguir en esta obra su ideal de belleza, totalmente impregnado de los criterios que para conseguirlos absorbió del Renacimiento italiano.

Be the first to comment on "“Adán” y “Eva” vuelven a exhibirse en el Prado"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*