Sabías que…Apeles, el pintor más famoso de la Antigüedad

Cuando hablamos de Apeles, nos estamos refiriendo a uno de los pintores más famosos de la Historia de la pintura, aunque no se haya conservado ninguna obra suya. Lo sabemos por tanto por sus contemporáneos que difundieron incansablemente su fama. Sabemos así que Apeles nació en la isla de Cos (en el mar Egeo), en la ciudad de Colofón y que fue discípulo del artista Pámfilo de Anfípolis en Sición. Como decíamos, de Apeles no nos ha llegado ni una de sus obras y sin embargo se conoce perfectamente toda su producción y su estilo que sirvió de inspiración a los artistas del Renacimiento.

Se sabe que estas obras perdidas incluían retratos de Filipo II de Macedonia, de su hijo Alejandro Magno, de los generales de Alejandro, obras con temas mitológicos, alegorías como las de Afrodita y Calumnia y sobre la Ignorancia, la Sospecha, la Envidia, etc. Otras obras atribuidas son Artemisa con un coro de vírgenes y Triunfo de Alejandro

Apeles fue el pintor elegido por Alejandro Magno para perpetuar su imagen. Alejandro era consciente del poder de propaganda que puede tener el arte y supo muy bien controlar la reproducción de sus retratos cuya realización confió principalmente al propio Apeles en el campo de la pintura y a Lisipo en la escultura. Los biógrafos de Alejandro cuentan que éste tenía en gran aprecio al pintor y que visitaba con frecuencia el taller de Apeles y se sometía a sus exigencias.

De Apeles se decía en su tiempo que tenía el don de la gracia (χαρισ), lo mismo que se dijo siglos después con respecto a Rafael de Urbino. Sus cuadros tenían un brillo especial que conseguía mediante el atramentum, que era una capa de barniz negro que diseminaba sobre ellos.

También cuenta de Apeles que era bastante receptivo y abierto a la crítica. Según recoge Plinio el Viejo, en una ocasión un zapatero se dio cuenta de un error cometido por el pintor en los zapatos de una figura de un cuadro y lo criticó. Al oírlo Apeles, lo corrigió de inmediato. Envanecido el zapatero, hizo otra observación sobre las piernas, a lo que el artista contestó: Ne supra crepidam sutor judicaret, es decir El zapatero no debe juzgar más arriba de las sandalias, frase que ha quedado reducida al dicho español Zapatero a tus zapatos.

En la imagen una pintura pompeyana cuya figura de Afrodita Anadiomena pudo inspirarse en la obrade Apeles.

Be the first to comment on "Sabías que…Apeles, el pintor más famoso de la Antigüedad"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*