The Starry Paradise porque seguimos necesitando una noche estrellada

El artista taiwanés Wang Cheng-wei ha creado a lo largo de los últimos meses una enorme instalación en un parque de Taipei inspirándose en La noche estrellada de Vincent van Gogh. Su título, The Starry Paradise.

La obra ocupa nada menos que 53 hectáreas y ha sido realizada mediante 4 millones de botellas de plástico recicladas y coloreadas.

La intención no era reproducir sino inspirarse y recrear la famosa pintura del artista holandés en un entorno natural, a gran escala y utilizando recursos del arte contemporáneo.

Podéis disfrutar el proceso de elaboración de esta gran instalación en este vídeo:

Si queréis saber algo más sobre al autor de The Starry Paradise, podéis visitar su página de Facebook AQUÍ.

Be the first to comment on "The Starry Paradise porque seguimos necesitando una noche estrellada"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*