Una bonita historia

VenusCalipigia0

VenusCalipigia0

Afrodita Calipigia. Museo Nápoles.

“La gente de aquella época estaba tan apegada a sus placeres sensuales que incluso llegaron tan lejos como a dedicar un templo a la Afrodita de Bellas Nalgas, por la siguiente razón. Érase una vez un granjero que tenía dos bellas hijas. Un día estas muchachas, enzarzadas en una disputa acerca de cuál tenía un trasero más hermoso, salieron a la calle. Y por casualidad pasaba por allí un joven, el hijo de un viejo rico. Las muchachas se le mostraron, y cuando las vio votó a favor de la mayor de ellas. Y de hecho, enamorándose de ella, cuando volvió a la ciudad la llevó a su cama y le contó a su hermano menor todo lo que había sucedido. Y el hermano menor también fue al campo y vio a las muchachas, y se enamoró de la otra hija. Y así cuando el padre de los jóvenes intentó hacer que se casaran con alguien de clase elevada, no pudo persuadirlos, por lo que trajo a las hijas desde el campo, con el permiso de su padre, y las casó con sus hijos. Y así estas muchachas fueron llamadas las de bellas nalgas por los ciudadanos, como Cercidas de Megalópolis dice en sus versos yámbicos: «Había un par de muchachas de hermosas nalgas en Siracusa.» Y estas muchachas, cuando se hicieron ricas y famosas, construyeron un templo de Afrodita y llamaron a la diosa la de Bellas Nalgas, como Arquelao de Quersoneso nos cuenta en sus versos yámbicos.”

Ateneo: Deipnosofistas  (El banquete de los eruditos). S. III

 

De la Venus Calipigia (o de las bellas nalgas) se encontró una copia romana que durante mucho tiempo se conservó en el Palacio Farnesio. Desde 1802 la pieza pasó a Nápoles donde hoy se encuentra, en el Museo Arqueológico Nacional de esa ciudad.

De la obra clásica hay versiones neoclásicas, como la del Louvre, de F. Barois, del S. XVII, o la del Hermitage, ya del S.XVIII.

Be the first to comment on "Una bonita historia"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*