Velocidad Pop

000 CasettePOPcultura

 

000 CasettePOPcultura

“…la dinámica postmoderna tiene su sentido en el ámbito de la música popular de ahora: se está yendo hacia algún lado…pero de momento es difícil precisar adónde no dirigimos. No es culpa ni de la propia música ni de la inspiración de quienes la crean, sino más bien de la propia confusión en que está sumido el mundo: incertidumbres en el plano político, social, económico, tecnológico.

Todo arranca de la transformación de nuestra antigua sociedad industrial en la actual y embrionaria sociedad de la información. En esta era  —ligeramente delineada por conceptos como internet, sobreproducción de conocimientos, fácil y rápido acceso a la comunicación seguido de un un desbordamiento de datos que el individuo común se ve incapaz de asimilar ni en una mínima parte—   cuesta poner orden porque todo importa y todo pide paso. Los ciclos del arte tienden a acortarse, el flujo de información liquida el misterio en pocos segundos, lo que puede sonar nuevo dejará de hacerlo a las dos semanas, nacerán clones, se impondrá el revival en tiempo real, de lo viejo y de lo nuevo. Mientras la información circule a esta velocidad  —cada vez más, cada vez en mayor cantidad—,  será complicado combatir la entropía [tendencia al desorden]. La música actual parece a veces más una rama de la física cuántica que una disciplina del arte.

Por mucho que haya un mainstream oficial y plataformas de difusión aún con cimientos sólidos (la cadena MTV como estandarte de la promoción de música manufacturada), tecnologías domésticas como el CD-R, la compresión de ficheros de audio en mp3 y el intercambio de los susodichos por medio de programas P2P como Napster (rip), Audiogalaxy (también rip), [Megaupload, igualmente rip] y Soulseek  —las bibliotecas de Alejandría del sonido grabado—,   han conseguido que todo esté al alcance de la mano de cualquiera.

Esto significa que, quien lo desee (y cada vez más gente está por la labor), puede escoger su camino, y salvo excepciones, la elección no es unidireccional. Tomando al azar varias librerías de ficheros de usuarios de Soulseek, se puede ver que el volumen de indie (es decir, sellos pequeños, artistas minoritarios, rarezas, nuevas corrientes) es abrumador: el público existe y busca cosas nuevas, aun contando con un alto porcentaje de gente que no compra discos y todo se lo baja; de hecho, no deja de ser una extensión de la cultura del casete en los ochenta. Paralelamente, las ventas de discos en el sector de supervivencia no se han visto especialmente afectadas: para muchos usuarios, el P2P sirve para serguir avanzando allí donde el bolsillo se detiene, exhausto. Sea cual sea el acceso a la información, lo evidente es que nunca antes lo minoritario había llegado a una tan gran mayoría.”

(Fragmento del texto de Javier Blánquez: “Un mapa del mundo” (“Distensión post-milenio: ideas sobre el indie en el cambio de década”). En: “Teen Spirit. De viaje por el pop independiente”. 2004)

Be the first to comment on "Velocidad Pop"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*