Winckelmann

000_historiawinkel

000_historiawinkel

“El amor al arte ha sido desde mi juventud mi mayor inclinación, y aunque mi educación y las circunstancias me habrían llevado muy alejado de él, en mí, sin embargo, siempre ha pugnado por surgir mi íntima vocación. Todo cuanto he señalado como prueba de mis argumentos lo he visto yo mismo, y muchas veces lo he podido contemplar, tanto las pinturas, como las esculturas, como las piedras grabadas y las monedas. […]

Por esta obra el imperio del arte se ampliará más. En ella aparecerán conceptos completamente desconocidos y cuadros que en parte se habían perdido en las reseñas de los antiguos y en sus escritos, pues están explicados en muchos lugares, pero los textos hasta ahora no habían podido ser comprendidos, y, en efecto, no lo habrían sido sin la ayuda de estas obras. Consta la obra en cuestión de más de doscientas reproducciones en cobre, ejecutadas por el más famoso dibujante que hay en Roma, Giovanni Casanova, pintor pensionado de Su Real Majestad de Polonia, así que ninguna obra de la antigüedad puede enorgullecerse de contar con dibujos que fueran hechos con tanta precisión, gusto y conocimiento de la antigüedad. Tampoco he descuidado nada del ornato de la obra, y así, por ejemplo, todas las iniciales están grabadas en cobre.

Esta Historia del arte la dedico al arte y a mi época, y, sobre todo, a mi  amigo Anton Raphael Mengs.

Roma, julio de 1764”

 

(En: “Historia del arte en la antigüedad”. Johann Joachim Winckelmann, 1764)

(Imagen de cabecera: Portada de la primera edición de “Historia del arte en la antigüedad”)

(Imagen inferior: retrato de Winckelmann, por su amigo el pintor A.R. Mengs)

 

Johann Joachim Winckelmann (1717-1768), fue un historiador de arte y arqueólogo alemán,  hijo de un zapatero pobre. El mismo año en que escribió en Dresde —1755— el texto “Consideraciones sobre la imitación de las obras griegas en la pintura y en la escultura” (en el que ya manifiesta sus ideas neoclásicas y su concepción de la belleza ideal), se trasladó a Roma donde trabajó como bibliotecario del fondo del cardenal Albani. Luego fue nombrado prefecto de antigüedades, gracias a lo cual pudo profundizar su conocimiento en la materia y escribir en 1764 “Historia del arte en la antigüedad”, en el que proclamó la superioridad de la cultura griega.  Sentó las bases de los métodos modernos de la Historia del Arte. Murió asesinado en Trieste a los cincuenta y un años.

000_retratowinkel

Be the first to comment on "Winckelmann"

Deja un comentario.

Tu dirección de correo no será publicada.


*